miércoles, noviembre 16, 2005

Partiendo de cero

Finalmente ya he conseguido conectar el nuevo ordenador a la red, y he empezado a instalar los CDs de Mandriva Linux en el nuevo ordenador, y aunque no estoy teniendo demasiado tiempo para dedicarle, si quiero dejar lista la instalación básica antes de meterme en cosas más complicadas.

Lo que si es el colmo, es que después de tanto tiempo buscando y mirando ordenadores para sustituir mi antiguo servidor, finalmente me he encontré el otro día con unos amigos que me han traido un HP que tenían por casa y que les abultaba más que otra cosa. Por lo que ahora tengo dos ordenadores que pueden hacer de server.

No quiero comerme demasiado la cabeza con este tema, y de momento el primero en llegar es el que va a salir a la palestra, y veremos si aguanta como servidor de Mandriva Linux y todas esas aplicaciones web que le quiero poner. Y aunque sea lanzar castillos al aire, no estaría de más conseguir montar la otra máquina como servidor interno o en un firewall. Siempre he querido tener uno de estos en casa y decir que está todo controlado para prevenir accesos desde fuera de casa (aunque no tengo ni idea de como configurarlo).

Bueno, como siempre me lanzo a soñar en lugar de sentarme a instalar mi maravilloso juguete, ya que como siga a este paso llegará la hora de cantar las uvas y yo todavía seguiré hablando de lo bonito que hubiera sido instalar Linux en casa.